cita previa 615 667 805 - 957 967 325 info@clinicahypnos.com

MEDICINA TRADICIONAL CHINA – MTC

Para los antiguos chinos, el hombre es parte inseparable de la Naturaleza con la que mantiene una relación directa y de la que depende de los cambios que continuamente se dan en ésta.

La Medicina Tradicional China surgió hace miles de años, del hecho fundamental que la salud y la desarmonía del ser humano están íntimamente relacionadas con la Naturaleza y varían con ella, estudiando así los procesos de salud y patología, relacionados con el entorno natural. Todo este estudio, se basa principalmente en la teoría del Yin – Yang, dos principios opuestos que están presentes en la naturaleza; el Qi, energía universal, manifestada de múltiples formas, y los 5 Elementos/Movimientos (Agua, Madera, Fuego, Tierra y Metal), gobernando determinados aspectos y componentes del Ser humano y la Naturaleza, ya que están presentes en ambos.

La MTC contempla al ser humano como un todo integral e indivisible; y dirige su atención al individuo completo: fisiológica y psicológicamente, entendiendo que el ser humano no está separado del entorno, sino que ambos constituyen una globalidad. Es una medicina holística, donde la parte no puede comprenderse sin su relación con la totalidad.

Cuando una persona enferma, un signo o síntoma es sólo una parte del completo desequilibrio que presenta y que también se manifestará en otros aspectos de su vida y comportamiento. La desarmonía se entiende como un desequilibrio energético del propio cuerpo. La MTC tiene como objetivo la recuperación y el mantenimiento de la salud a través de prácticas, donde se incluyen: la acupuntura, moxibustión, ventosas, masajes (Tui Na), dieta (según los principios energéticos), fitoterapia y ejercicio estático o en movimiento (Qi Gong y/o Tai Chi).

LA ACUPUNTURA

La acupuntura se remonta a la edad neolítica donde ya se utilizaba la piedra puntiaguda para drenar la pus de heridas y abscesos cutáneos.
La formación inicial del sistema teórico de la medicina china fue sobre el año 475 a.C. al 265 a.C, siendo un clásico de la medicina interna el Huang Di Nei Jing (el clásico del “Emperador Amarillo”).
La asimilación de la Acupuntura (y la Medicina Tradicional China, en general) con la medicina occidental se emparentan entre los años 1862 – 1918 hasta su gran difusión y estudio en el tiempo presente.
La acupuntura es un método terapéutico que, mediante la inserción de agujas en puntos estratégicos (bien sea a lo largo de los canales/meridianos o fuera de éstos), mejora o sana distintas desarmonías funcionales.
Aunque se originó hace miles de años y llegó a su madurez pocos años antes de Cristo, puede diagnosticar trastornos de salud del siglo XXI, generados por problemas que están a años luz de la sociedad en que se originó la medicina china, lo cual indica que los problemas de la sociedad de hoy en día tienen un trasfondo de base común aplicables a cualquier sociedad y tiempo como las desarmonías de origen climatológico, emocionales (la ira, la tristeza, el miedo, la preocupación), la dieta, etc.
Después de la mitad del siglo XX se comenzó a profundizar científicamente en los efectos generados por la puntura de agujas en el organismo realizando numerosas pruebas científicas para demostrar por qué se producían los efectos de la puntura. Mediante las nuevas ciencias, como la neuro-inmuno-fisio-patología, se pudo conocer cómo los neurotransmisores eran los encargados de conducir la información necesaria para que los efectos biológicos se produjeran; demostrando científicamente la eficacia de la acupuntura como tratamiento ya que se comprobó que la puntura sobre los puntos acupunturales produce cambios neurológicos, hormonales y de endorfinas a nivel corporal.
La inserción de agujas de acupuntura duele poco ya que son de un diámetro muy fino aunque, a veces, para obtener efectos tonificantes, se manipula la aguja brevemente para obtener el llamado “DEQI” (dechi), que es un sensación como de “corriente eléctrica” muy fugaz.
Beneficios de la acupuntura:
Genera un aumento de oxígeno en sangre, dilata los vasos sanguíneos, aporta energía al cuerpo, estimula y reactiva la función celular sanguínea, elimina toxinas del cuerpo, equilibra tensión y relajación de los nervios, fortalece el sistema inmunológico, ayuda con dolores musculares, sinusitis, jaquecas, bronquitis, asma, trastornos de la circulación, reumatismo, impotencia y/o apatía sexual, trastornos de la menstruación, insomnio; tiene muy buenos resultados en alteraciones emocionales, cuadros de ansiedad y estrés, rehabilitación del aparato músculo esquelético, hipertensión, depresión, acidez, dolor lumbar/cervical/músculo esquelético en general, colesterol alto, y un largo etcétera.
Qué nos dice la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre la Acupuntura
En 1979, ante la creciente popularidad de la acupuntura y el interés de algunos países para introducir los tratamientos propios de la medicina tradicional china en el sistema nacional público de salud, la Organización Mundial de la Salud elaboró unas directrices sobre la seguridad de la acupuntura y su efectividad. Este mismo año, la OMS publicó un documento con las desarmonía, que por su evolución y efectividad eran recomendadas de tratarse con acupuntura.
Desarmonía respiratorias:
– Sinusitis aguda
– Rinitis aguda
– Catarro común
– Bronquitis aguda
– Asma
Desarmonías gastrointestinales:
– Espasmo esofágico
– Gastroptosis
– Gastritis aguda y crónica
– Híper acidez gástrica
– Úlcera y colitis duodenal crónica
– Estreñimiento y diarrea
– Íleo paralítico
– Colon irritable
Desarmonías neurológicas:
– Cefalea
– Migraña
– Neuralgia del trigémino
– Parálisis facial en estado temprano
– Neuropatía periférica
– Secuelas de accidente vascular cerebral
– Síndrome de Meniere
– Vejiga neurógena
– Enuresis nocturna
– Neuralgia intercostal
Desarmonías oculares:
– Conjuntivitis aguda
– Retinitis central
– Miopía en niños
– Ojos secos
Desarmonías músculo esqueléticas:
– Periartritis escápulohumeral
– Codo de tenista
– Ciática
– Lumbalgia
– Artritis reumatoide
– Desórdenes psicosomáticos
– Insomnio
– Fatiga
– Estrés
Desarmonías de la piel:
– Eczema
– Psoriasis
– Herpes Zoster

SHIATSU

El Shiatsu es una técnica originaria de Japón basada en la Medicina Tradicional China, más concretamente en una de sus ramas, la Acupuntura.

El Ministerio de Sanidad de Japón define el Shiatsu de la siguiente manera: “el shiatsu es un tratamiento que mediante la presión de los dedos sobre determinados puntos del cuerpo mantiene y mejora la salud, alivia diversas desarmonías, corrige irregularidades corporales y reactiva la capacidad de la autocuración del organismo”.

ACUPUNTURA ESTÉTICA FACIAL – ACULIFTING

La acupuntura estética nos ayuda a luchar contra la aparición de las arrugas de forma natural, sin necesidad de someternos a una intervención quirúrgica mediante la inserción de finas agujas en el rostro y complementado con masaje, hierbas y una buena alimentación.

La acupuntura estética activa la renovación celular, regula la producción de melanina, ayuda y activa la reparación del tejido o de las células dañadas, intensifica la síntesis de colágeno, aumenta la producción de elastina, aumenta la luminosidad y el brillo de la piel, disminuye los radicales libres, revitaliza y descongestiona la piel tonificándola, disminuye la profundidad de las arrugas, etc.

La aplicación de la acupuntura estimula el sistema nervioso y el cerebro, aumentando la circulación local. Esto neutraliza los radicales libres, disminuyendo la inflamación, propiciando el aumento de colágeno que comienza a reparar la piel dañada. La arruga se reduce y la piel se regenera.

GUA SHA

La terapia Gua Sha es una técnica curativa de la Medicina Tradicional China, que trata dolencias mediante un masaje con un Bao Yu. Este instrumento puede ser de varios materiales, incluso de varias formas: cuerno de búfalo, jade o porcelana.

Gua, significa rascar y Sha, sangre tóxica.

Esta técnica está basada en el concepto de los meridianos energéticos de la MTC, donde cualquier bloqueo de los mismos representa lo que en occidente llamamos desarmonía. Así, esta técnica se cimenta en la estimulación de las zonas reflejas, por la acción directa de un raspado superficial sobre la piel, que agranda los poros y produce vascularización zonal, trayendo así a la superficie las toxinas acumuladas, respetando la dirección de los meridianos y canales energéticos. Esta acción estimula la oxigenación de los tejidos, favoreciendo su nutrición por circulación, activando el metabolismo basal, llevando al equilibrio por disolución del tóxico (sangre), del desorden o del bloqueo patógeno.

MOXIBUSTIÓN

La moxibustión consiste en quemar una “moxa” compuesta de hojas secas de la planta Artemisa y aplicar su calor cerca de la piel sobre puntos del cuerpo que coinciden con los puntos de acupuntura.

Es un tratamiento de la medicina tradicional china que ayuda a disipar el frío y la humedad del cuerpo.

Es útil para ayudar con una amplia variedad de condiciones, incluyendo dolores, resfriados y gripes, e incluso, la mala digestión. No es una alternativa a la acupuntura sino una técnica complementaria a esta, especialmente útil en los casos en que el Qi (Energía) o el Xue (Sangre) se hayan acumulado o estancado y no circulen adecuadamente, o cuando la enfermedad está causada por la invasión del frío. Es en especial útil para afecciones crónicas.

OSTEOPATÍA

Aunque a la Osteopatía se la relacione fundamentalmente con problemas que afectan al aparato locomotor, lo cierto es que trata al ser humano de forma global, como un todo, restableciendo el equilibrio perturbado mediante técnicas manuales dirigidas a cualesquiera de los tejidos afectados, sean estos del sistema musculoesquelético, visceral, nerviosos etc. Se trata de una terapéutica manual que ayuda a aliviar, corregir y recuperar lesiones musculo-esqueléticas y patologías orgánicas. La intervención osteopática realiza un diagnóstico funcional a partir del cual utiliza un conjunto de métodos y técnicas con finalidad terapéutica y/o preventiva que aplicados manualmente sobre los tejidos musculares, articulares, conjuntivos, nerviosos etc, obtienen de forma directa o refleja, reacciones fisiológicas que equilibran y normalizan las diferentes alteraciones musculares, osteoarticulares, orgánicas y funcionales, mejorando o resolviendo el cuadro clínico e incidiendo especialmente en sus manifestaciones dolorosas.

Tras años de práctica y experiencia clínica, he podido observar que, al combinarla con técnicas de la Medicina Tradicional China, los beneficios de esta terapia aumentan y acelera el proceso de recuperación del cliente notoriamente, con lo cual no aplicamos esta técnica en solitario sino en combinación con la MTC.

BIOMAGNETISMO

El Biomagnetismo, es una terapia desarrollada por el Dr. Isaac Goiz Durán, que utiliza imanes de mediana intensidad para regular el pH del cuerpo y de esta manera se estabiliza porque elimina virus, bacterias, hongos o parásitos, causando una mejoría y dando la energía que el cuerpo requiere. Esta técnica terapéutica también actúa sobre las emociones.
El par Biomagnético es un método de medicina alternativa que actúa con eficacia en un sin número de desarmonías. Estudia, detecta, clasifica, mide y corrige las alteraciones fundamentales del pH (potencial de Hidrógeno) de los organismos vivos, regula y corrige las patologías infecciosas, restableciendo la salud al equilibrar el pH de los órganos internos a través de la colocación de imanes sobre el organismo.
Todos los fenómenos patógenos que dan origen y desarrollo a las desarmonías ya sean virus, hongos, bacterias, parásitos, disfuncionales, tóxicos o genéticos, están soportados por alteraciones del pH normal (Neutro) debido a que los microorganismos producen fenómenos bioenergéticos dentro de los órganos internos que los contienen.
Cuando se da una infección o una disfunción, el pH de la zona afectada se ve alterado, volviéndose pues ácido o alcalino. Al mismo tiempo, el pH de otra zona se polariza en la dirección opuesta, ya que el número total de iones H+ y OH- en el cuerpo debe ser idéntico. De este modo se forman en el cuerpo Pares Biomagnéticos compuestos por dos polos opuestos que entran en resonancia biomagnética.
El foco ácido o positivo favorece el desarrollo de virus y de hongos, mientras que en el foco alcalino (negativo) se desarrollan bacterias y parásitos. Asimismo, los microorganismos se asocian en simbiosis para crear su patogenicidad. Esta es una de las principales innovaciones del Par Biomagnético con respecto a la medicina convencional.
El cuerpo humano puede ser portador asintomático de microorganismos patógenos, es decir, sin síntomas de desarmonía aparente. El par Biomagnético es también un procedimiento preventivo de la salud porque puede detectar con antelación cualquier desarmonía antes de la manifestación de ésta.
Esta técnica nos permite restaurar el equilibrio interno, disminución de las manifestaciones y por tanto la salud.
El proceso de armonización consigue el equilibrio energético en donde el pH es óptimo para la salud y cuya alteración se debe a la presencia de microorganismos patógenos que distorsionan el pH normal del órgano que sustenta el fenómeno bioenergético.
El Biomagnetismo médico sirve para el tratamiento, prevención y recuperación de una gran cantidad de patologías.

Algunas de las aplicaciones son:
⁃ Alivio del malestar general.
⁃ Mejora la circulación.
⁃ Favorece y promueve la salud.
⁃ Aumenta la vitalidad, proporcionando energía y fortaleza.
⁃ Equilibra el pH del organismo. ⁃ Proporciona relajación mental, física, emocional y espiritual.
⁃ Armoniza el sistema nervioso, digestivo, respiratorio, genitourinario, la piel…
⁃ Restaura el equilibrio orgánico.

VENTOSAS

Se trata de uno de los métodos terapéuticos usados en la Medicina Tradicional China con la finalidad de provocar determinados estímulos cutáneos y tisulares mediante la producción del vacío.

Es una técnica muy útil en el tratamiento de problemas de los meridianos debido a un estancamiento de la sangre o Qi y para expulsar los factores patógenos externos sobre todo el viento y el frío.

La aplicación de ventosas fijas dejan marcas circulares en la piel, son hematomas provocados por la succión que hacen que la sangre y las toxinas afloren en la piel. Estas marcas desaparecen en una semana.

MASAJE TAILANDÉS

El Masaje Tailandés es una técnica con más de 2000 años de historia. Combina los estiramientos propios del yoga y la Medicina ayurvédica con el sistema de canales energéticos también llamados meridianos de la Medicina Tradicional China. Así, estimula estos canales y puntos energéticos mediante estiramientos asistidos por todo el cuerpo, con presiones digitales, con brazos, codos o pies.. y que tiene la intención de “limpiar o liberar” la energía estancada que recorre el cuerpo según describe posteriormente la Medicina Tradicional Tailandesa.

Recibir un masaje tailandés no sólo nos proporciona reconocer nuestro cuerpo, si no también, beneficios como incrementar la flexibilidad de músculos, ligamentos, tendones y fascias.. ayuda a prevenir las lesiones tendinosas y musculares, tonifica el sistema nervioso, mejora la circulación linfática y sanguínea, regula sistema endocrino e inmunológico, incrementa la capacidad respiratoria, favorece el buen funcionamiento de los órganos internos, mejora el trayecto digestivo, disminuye el estrés, aumenta la capacidad de atención y la memoria, incrementa la capacidad sensorial, facilita la capacidad de percibir la conexión cuerpo-mente-espacio, mejora la autoestima y las relaciones interpersonales, restablece la fuerza vital, estimula el potencial de creatividad y autocuración, establece el flujo de la energía física, mental y emocional y aporta paz, armonía y serenidad.

Está indicado para cualquier tipo de personas, aunque aquellas que realizan un trabajo físico o ejercitan su cuerpo en ginmasios o practican deporte podrán experimentar un mayor control y conocimiento de su cuerpo, aumentando su potencial muscular.

En esta formación que consta de tres módulos, veremos la serie completa  del estilo del Norte, donde el alumno podrá ser capaz de realizar las dos horas de masaje que consta la práctica, en las posiciones prona, supina, de lado y sentado. Se hará hincapié en la posición y en la escucha para poder integrar el trabajo en el suelo que

Juan Miguel de la Fuente, estudia y practica Masaje Tailandés desde hace siete años. Realizó su formación en la “Thai Healing Arts” de Chiang Mai y actualmente realiza cursos y talleres por todo el país. Junto con esta disciplina, combina otras como osteopatía estructural, craneosacral y visceral, quiromasaje, reflexología podal, auriculopuntura, acupuntura craneal, reiki, kinesiología, flores de Bach etc.

TUI NA

Tui Na es una de las terapias más antiguas de la humanidad, remontándose al 1700 a.C. Es el padre de las formas más modernas de tratamiento corporal de Asia, siendo fuente de muchos de los masajes conocidos actualmente. El término Tui Na apareció por primera vez en la dinastía Ming, sustituyendo al término Anmo, utilizado anteriormente.
Tui Na es una terapia manual en la que se combinan maniobras de masaje, movilizaciones, digitopuntura, tracciones y manipulaciones.
Basado en la misma teoría de los meridianos de la acupuntura, el masaje Tui Na y las manipulaciones asociadas tienen como objetivo restablecer la armonía y el libre flujo de la Energía (Qi) y de la Sangre (Xue) en la red de canales, y ayuda a la recuperación de los trastornos superficiales o más profundos.
El método de estimulación a través del masaje Tui Na está basado en una serie de movimientos: presionar, amasar, friccionar, empujar, pellizcar… aplicados a los músculos, tendones y ligamentos. Las manipulaciones afectan directamente las zonas con desnutrición o bloqueo, y son muy eficaces para la recuperación de determinados trastornos músculo esqueléticos cursando con dolor, pérdida de movilidad, y también trastornos digestivos, respiratorios o relacionados con un estado de estrés…
Con la aplicación del Tui Na conseguimos desde el exterior del organismo efectos en el interior del mismo. Ayuda a tratar muchos trastornos por lesiones de tejidos blandos, mejora la circulación sanguínea y energética, mejora la eliminación de toxinas dentro de los músculos, armoniza la dispersión de la energía vital en el cuerpo, rectifica anomalías anatómicas de las superficies interior y exterior mediante la alteración del nivel de energía del sistema biológico, y ajusta la bio-información del organismo.
Indicaciones:
⁃ Desarmonías del sistema músculo – esquelético (cabeza-cuello, espalda, brazos, piernas).
⁃ Desarmonías del sistema nervioso.
⁃ Desarmonías del sistema genitourinario.
⁃ Desarmonías del sistema digestivo.
⁃ Desarmonías del sistema respiratorio.
⁃ Desarmonías del sistema circulatorio y Qi (Energía).

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies