cita previa 615 667 805 - 957 967 325 info@clinicahypnos.com

“ES UN ORGULLO SABER QUE EN ESTE PLANETA EXISTEN PERSONAS COMO PACO BERMÚDEZ”

MIGUEL BLANCO

Director y Presentador del Programa "Espacio en Blanco", (RADIO NACIONAL DE ESPAÑA)

“HA SIDO UNA GRAN EXPERIENCIA”

TOÑI MORENO

Presentadora de Televisión

“SI BUSCAS UN BUEN HIPNOTERAPEUTA, SÓLO PUEDO RECOMENDARTE UNA PERSONA: PACO BERMÚDEZ”

JEFF TOUSSAINT

Hipnotista francés, considerado uno de los mejores del mundo

Sinceramente no creía absolutamente nada en la Hipnosis y he de reconocer que Paco Bermúdez me ha cambiado por completo la forma de pensar. Mi padre fue a su consulta prácticamente obligado por mi madre, ya que conocía gente que había dejado de fumar en su centro y ya era lo único que nos quedaba por probar. La fe era grande, con mencionar que hicimos casi 5 horas de viaje, que se dice pronto. Nadie creía que mi padre fuera capaz de dejar el tabaco, ni siquiera él, que llegó a estar ingresado por neumonía y aun así siguió fumando. Fue algo prácticamente milagroso, ya que de casi tres paquetes pasó a cero cigarros.

Los primeros días se seguía acordando del tabaco, pero era como si tuviera muchísima menos ansiedad que otras veces que lo había intentado, hasta que llegó un día que decía que le daba asco y ya hace más de un año desde que lo dejó y ni se acuerda. Lo que le costaba más trabajo era tener la disciplina de escuchar durante 40 días la sesión de autohipnosis que nos pasó Paco, ya que mi padre es algo mayor y no se lleva muy bien con las tecnologías, pero entre mi madre y yo que se lo recordábamos, tuvo la constancia que entiendo que entre la sesión de la consulta y el refuerzo de la autohipnosis, fue la clave del éxito. También quiero destacar el trato tan amable y familiar de Paco y Noelia. Realmente, estamos muy agradecida toda la familia.

C. García (Badajoz)

 

Aunque aún no creo que me hayan hipnotizado, porque no me quedé dormido ni nada de eso, lo cierto es que llevo ya 6 meses sin fumar desde que fui a ver a Paco y no me ha costado nada de trabajo. Incluso en el trabajo, algunos compañeros un poco “capulletes” me ofrecen tabaco y es que no se me ocurre cogerlo. Como si se me rebotara el estómago. No sé si es por la charla que dio, o que me sugestionó, o yo que sé. Pero no fumo. Ni yo, ni los dos amigos más que vinieron conmigo. La verdad que chapó por Paco.

J.A. Cuenca (Córdoba)

¿Mi experiencia? Muy fácil de resumir: 18 kilos menos en 5 meses. He aprendido a no pagar mis frustraciones con la comida y he aprendido a encauzar mis emociones.

Paco es una pasada, divertido, te entiende, hace de este proceso un juego, y, con lo joven que es (al menos lo aparenta) se le ve una sabiduría realmente increíble.

M. T. Molina (Sevilla)

Cuándo me dijeron si no me importaba dejar mi testimonio una vez solucionado mi problema, tuve que decir que sí, ya que si le ayuda a alguien bienvenido sea, a mí me hubiera gustado saber de Paco mucho antes, la verdad. He sufrido gran parte de mi vida a raíz de una “deformación física” muy evidente provocada por un accidente laboral. Como resumen podría decir que se me quitaron las ganas de vivir y no le encontraba sentido a nada. Y eso es muy duro. En mi mente creía que hasta mis hijos me miraban como si fuera un monstruo, y que mi esposa estaba conmigo por lástima, o incluso ya mis pensamientos iban todavía más lejos y llegaba a creer que era por la pensión que se me había quedado. Una pesadilla de verdad que no le deseo a nadie. La mente es muy traicionera y a veces uno es su peor enemigo. Fui empeorando hasta tal punto que ni quiera quería mirarme en el espejo, y ya no digo el salir a la calle. Una noche, escuchando la radio, medio al que me aficione desde mi  larga estancia en el hospital tras el accidente, estaban entrevistando a Paco Bermúdez. He de decir que desconecté de mi problema por una hora, con ese salero andaluz que tiene, esa vitalidad y optimismo, y sus palabras despertaron algo en mí. Parecía que me hablaba a mí. Busqué más

Información de él por internet, hasta que di con su web. Me propuse contactar con él y le conté mi problema vía e-mail. A las semanas estaba sentado en su consulta y lo que más me llamó la atención, debo de decirlo porque no lo olvido, es que me miró, con esa sonrisa perenne que le caracteriza, como si no me pasara nada. Como si no tuviera ninguna deformación. Fue un escalofrío que lo recuerdo como si hubiera sido ahora mismo. Parecía que me veía por dentro y me miraba directamente al alma. Como resumen puedo decir que me he aceptado por completo y he puesto punto y final a lo que me atormentaba. Entiendo que no puedo cambiar lo sucedido, pero sí puedo elegir cómo me quiero sentir. He aprendido a confiar en mí y sobre todo he descubierto que detrás de todo lo que nos ocurre, como siempre dice Paco, hay una enseñanza. No sólo ha sido como siempre digo (aunque a él no le guste) “mi Salvador”, también se ha convertido en un buen amigo. Sin duda una gran persona a la que me faltará vida para agradecerle todo lo que he aprendido. Es un gran SER HUMANO, en mayúsculas. ¡Gracias Amigo!

R. Merino (Madrid)

Me habían recomendado ir a la consulta de Paco para quitarme el sobrepeso que tenía, ya que en mi pueblo habían ido bastantes personas a ver a Paco y la gran mayoría habían perdido muchísimo peso. Yo siempre he sido la típica chica gordita que no me veía mal del todo, pero tampoco estaba como quería verme. Cuando llegué a su centro, y lo vi salir un momento a la sala de espera, lo que menos me podría imaginar es que él estuviera más gordo que yo ;P , lo cual, la verdad, me hizo dudar, pero viendo los resultados de la gente que conocía y de la fama que tiene decidí darle un voto de confianza. Cuando me senté en su consulta, aluciné con su sentido del humor, su desparpajo, y, sobre todo, con cómo te entiende. Y es que creo que eso es algo que me ha ayudado muchísimo. Que no es la típica persona delgada que te pone a dieta y no te entiende si te la saltas, o si te auto-engañas y encima te regaña. Lo primero que aprendí es a aceptarme. Y eso lo aprendí en su propio ejemplo. Él es una persona que se acepta como es, y es de admirar, se le ve trasparente. Lo segundo que aprendí es a escuchar mi cuerpo. Él no cree en las dietas, cree en cómo te relacionas con la comida. Gracias a este proceso, he perdido 22 kilos, y puedo decir que ni siquiera me ha costado trabajo. Si buscas algo diferente, que se aleje de las dietas convencionales, y te ayude a entenderte a ti, este es tu sitio.

M.C. Fernández (Córdoba)

Aunque he recaído en el tabaco (después de 6 años que vine a la consulta de Paco) he de decir que ha sido 100% culpa mía, ya que, como digo, he estado 6 años sin fumar absolutamente nada, sin acordarme, y encima en mi profesión (camionero con ruta internacional), que paso solo mucho tiempo y mi distracción era el tabaco, era como si nunca hubiera fumado. Por tonto, a raíz de una apuesta, volví a fumar, y bueno, aquí estoy de nuevo en la consulta de Paco, en el que confío plenamente, para que me vuelva a ayudar. Lo recomiendo al 100%. De mi pueblo puedo decir que ha quitado a medio pueblo de fumar. Cualquier día se le presenta Tabacalera en su casa ;P

A. Ruiz (Córdoba)

Mi experiencia decir simplemente que es 100% positiva. Entiendo que ha todo el mundo no le pueda funcionar, pero la verdad que en mi caso ha ido genial y en el de mis compañeros de trabajo, de 5 personas que vinimos a dejar de fumar, 4 lo hemos logrado, y ya va para 8 meses. Si se siguen las instrucciones que te da Paco, una vez termina la sesión y te da “trabajo” para casa, el éxito está asegurado con que pongas un poco de tu parte. Las pocas personas que conozco que no siguieron esas instrucciones son las que no le ha funcionado esta terapia. Así que hablo desde el conocimiento en mi propia persona, y del boca a boca que fue el que me hizo confiar en Paco. La verdad que la distancia que tuvimos que hacer mereció la pena.

Sin duda lo recomiendo.

J.A. Aguado (Cádiz)

Un familiar de Córdoba que ya había estado, me recomendó ir a la consulta de Paco, ya que quería perder peso y también quería dejar de fumar. Como somos de bastante lejos (Murcia) aprovechamos y bajamos varias personas. De esto hace tiempo, ya que en aquel entonces recuerdo que su consulta estaba en un pueblo llamado Almedinilla. Previamente su secretaria muy amablemente, nos explicó que era mejor tratar las cosas por separado, así que en esa primera visita decidimos dejar el tabaco. Hoy, puedo decir que hace ya 8 años que no fumamos, ni yo ni ninguno de los que vinieron conmigo.

Para el tema del peso, fuimos a los dos meses de haber dejado el tabaco, y como estábamos bastante lejos, nos dio un CD con unas sesiones para que fuéramos escuchando y así no tener que ir cada mes, por lo que estuvimos yendo cada 3 meses, que se nos hacían cortos porque he de reconocer que siempre están disponibles para cualquier duda que tengas, y se han llegado a convertir en personas como de la familia. Muy amables y cercanos. Mi señora y yo seguimos yendo una vez al año, como puesta a punto, y hace 5 años que conseguimos el peso que queríamos y nos mantenemos perfectamente.

F.J. Muñoz (Murcia)

Conocí a Paco en una conferencia que impartió en Madrid y a la que me animó a ir una amiga que ya había estado en consulta con él, donde había conseguido resolver unos problemas con los que muchos profesionales no daban en la diana. Esa charla fue una experiencia fantástica y me quedé con ganas de más. Así que no dudé en apuntarme a un curso que dio meses después sobre Autohipnosis, PNL y el poder de los pensamientos. Sólo decir que no tengo palabras de agradecimiento para toda la enseñanza que nos transmitió. Fue una inyección de positivismo, de buen rollo y tan práctico y sobre todo fácil de realizar, que aún conservo esa chispa. De hecho, pongo en práctica alguno de los ejercicios que nos enseñó todos los días, y por mí misma, he conseguido romper un montón de patrones que me ataban. Conocer a Paco, ha supuesto un gran cambio en mi vida.

B. Suarez (Madrid)

Si miro hacia atrás ni me reconozco. Hasta he bromeado con cambiarme el nombre porque no me identifico con la persona que era antes. Es alucinante como nuestro subconsciente puede ser un amigo o un enemigo. He aprendido a valorarme, a quererme, a mimarme, y que mi felicidad dependa de mi. ¡Gracias Paco! ¡¡¡Soy Capaz!!!

A. Cruz (Granada)

Nota:

Estos son simplemente algunos de los testimonios, sin trampas ni cartón, de personas reales, con problemáticas reales y experiencias reales, que han confiado en nosotros.

Si quieres que tu testimonio aparezca, sólo mándanos un correo contándolo, o bien rellena una de las fichas que tenemos en consulta cuando vengas, y podrás ayudar con tu experiencia a otras personas. Respetaremos tu anonimato al máximo, publicando únicamente la inicial del nombre, primer apellido, y provincia a la que perteneces, evitando así publicar el nombre de la población.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR